• BTC

LA QUINTA LEY DE LOS NEGOCIOS ES PLANEAR


Planear es estar consciente de que las decisiones de hoy afectan mañana. La quinta ley de los negocios es pensar en el largo plazo, porque como toda actividad humana, los negocios tienen la línea del tiempo incluida. Planeación estratégica no solo es para las grandes empresas, porque es un pensamiento inteligente que ayuda a poner en perspectiva las respuestas, en un orden útil, y es lo que justamente necesita toda empresa, independiente de su etapa de desarrollo.


Todo inicia con una buena idea y mucho trabajo, en el camino se aprende, se crece, se cometen muchos errores y se agrega creatividad al producto para hacerlo más atractivo, diferenciado y comercial. En este proceso de crecimiento se van incorporando más variables al negocio que lo hacen cada vez más complejo, a lo mejor nuevas líneas de productos o de negocio, más personal con mejor preparación y selección para resolver los desafíos que se presentan diariamente pero también para ejecutar disciplinadamente los planes. También y muy importante es necesario desarrollar más capacidades como empresario-director para resolver decisiones presentes que afectan el futuro. En pocas palabras esto es desarrollo, no solo es crecer en ventas, sino también en recursos, rentabilidad, complejidad y para administrar este crecimiento se necesita planear.


SIN UN PLAN, TU FUTURO QUEDA COMPLETAMENTE AL AZAR


Como en todo orden de cosas hay trampas en el camino y tenemos que reconocerlas para no afectar el proceso de desarrollo de la empresa. Estas trampas en la planeación son la cultura y la abundancia. ¿Por qué?. La cultura es aquello que no se ve y apenas se siente, pero el líder lo va derramando y permitiendo a través de su pensar, actuar y decidir, sin la consciencia del impacto que ello tiene. Su experiencia y forma de ver las cosas afecta directamente la forma de hacer las cosas en la organización, cuando se está solo esto puede ser fatal para la empresa aunque se tengan las mejores intenciones. Si él no trae el chip de la planeación, no habrá planeación. Y ¿porque no trae ese chip?, porque no sabe, porque piensa que no lo necesita, porque no tiene el tiempo, tiene mucho trabajo, no tiene gente que lo apoye, entre otras varias razones. En el otro extremo del espectro, está la abundancia que es una situación parecida, pues el líder piensa que con el éxito de hoy no requiere dedicarle tiempo a la planeación y por las razones que puedes imaginar y sabemos de más. A esto, se suma otra creencia, la planeación es muy complicada y no es para este negocio. ¡Nada más errado!.


PLANEAR ES TRAER AL PRESENTE EL FUTURO


Planear es un proceso que requiere metodología y para ello existen diversas herramientas, para hacer planeación en una PYME hay que ser más creativo. Todos hacemos planeación a través de preguntas y más preguntas, hasta encontrar las respuestas que iluminan el camino. El enfoque de este código no son las grandes empresas, sino las PYME, porque tienen una realidad distinta, a lo mejor nunca han hecho planeación, o no tienen un equipo consolidado ni con la experiencia suficiente, ni recursos ni tiempo, y muchas veces son víctima de un proceso de planeación enquistado a la fuerza. Las metodologías de planeación sirven por un lado a las empresas consolidadas de tamaño grande donde un cambio de timón significa mucho esfuerzo y recursos y por otro a las PYME donde el tamaño es su fortaleza y la cultura su debilidad, es un proceso de sobrevivencia.


31 vistas3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo