• BTC

LA TERCERA LEY DE LOS NEGOCIOS ES APRENDER


No solo aprendemos de los errores que cometemos, también aprendemos de los aciertos, de lo bueno y de lo malo por supuesto, y porque no también, de lo inocuo, de lo que no hace daño pero no ayuda a avanzar. Aprender es una de las actividades más importantes de una empresa y sin duda de la vida, porque incrementa el conocimiento y la experiencia, y por lo tanto la consciencia, esta actividad debe ser considerada parte de nuestro quehacer diario.


Aprender va junto con una buena memoria, o tal vez dependiendo de la organización, junto con la disciplina de procesos para almacenar la historia en una bitácora, pues es sumamente necesario no volver a cometer errores y si, repetir aciertos. Esta es una de las leyes que permiten el crecimiento, si no aprendemos no estamos pensando en crecer.


Aunque muchas veces pensamos que una decisión puede ser un acierto hoy, resulta que es un problema para mañana, por eso se recomienda pensarla dos veces, como hace el carpintero antes de cortar, la primera evalúa las consecuencias para hoy y la segunda las consecuencias para mañana. Estas son las típicas decisiones donde dejamos huellas y precedentes que luego suelen cobrarnos, son típicas cuando no tenemos políticas. Todo esto para decir que las políticas son la mejor forma de registrar el pasado para aplicarlas en el futuro.


Los errores pueden provenir de todas las áreas y direcciones, si incluimos en esta categoría a todas externalidades negativas, las amenazas pueden convertirse en fugas importantes. Estas desviaciones al plan son la muestra de que avanzamos, pero cuestan recursos y retardan crecimiento, lo importante es darse cuenta, corregir y aprender a tiempo y barato, para que no comprometer el futuro. Para manejar este control de daños y aprender de las situaciones, es útil tener un sistema de monitoreo y de respuesta oportuna.


Ustedes mejor que nadie saben tomar acciones rápidas, la diferencia es tomarlas con información útil. Todo error puede desencadenar más errores y desajustes al plan, con un sistema de monitoreo continuo o de alerta se da la alarma a tiempo, incorporando un sistema de evaluación práctica, la idea es detener y ajustar lo antes posible para minimizar el impacto.


EMPRESA CONSCIENTE ES PRESENTE Y FUTURO,

CON APRENDIZAJE EN EL PASADO.


Algunos errores propios que nos enseña la experiencia;

  • Sobreestimar consecuencias.

  • No tener un plan de acción ni de ejecución.

  • Operar sin presupuesto.

  • Perder de vista el panorama completo.

  • No tener balanceado las dimensiones del negocio.

  • Ausencia de disciplina operativa.

  • No tener un sistema de autoevaluación.

  • Gestionar con anécdotas en vez de información.

  • Hacer lo mismo esperando algo diferente.

  • Pensar que lo sabemos todo.

  • No preguntar.

  • Creer que somos únicos y que nadie puede saber ningún detalle.

  • No pedir apoyo.

  • No tener al equipo entrenado.

  • No tener sistema de alarma.

  • No aprender ni corregir.


Cinco actitudes deseables para disminuir el costo a pesar de cometer errores:

1) Equivocarse barato, detecta a tiempo.

2) Darse cuenta del error, ser conscientes y tener un sistema de monitoreo.

3) Pedir perdón a quien salió perjudicado, sea cliente, proveedor, socio, otro.

4) Aprender del error, con análisis post-mortem, concluyendo y enseñando.

5) Evitar cometer el mismo error, tener memoria corporativa.


SI NO APRENDEMOS DEL PASADO, ESTAMOS CONDENADOS A REPETIR LOS MISMOS ERRORES.

¿YA TIENES UN SISTEMA DE ALERTA?


En el otro orden de las cosas, hay que reconocer que nuestras organizaciones tienen más aciertos que errores. ¡Claro!, eso lo pueden decir las que continúan. Los errores son más notorios por eso tienen una presencia importante, pero hay que reconocer que no todo es error. Sin duda, que los aciertos nos pueden dejar más aprendizaje y las buenas decisiones hay que almacenarlas en la memoria corporativa de la empresa.


Algunos aciertos que tenemos que reconocer;

  • Ser prudentes y saber esperar.

  • Tener toda la información para la toma de decisiones.

  • Preguntar por otros puntos de vista y saber que no sabemos todo.

  • Tener un equipo que resuelva.

  • Tener balanceadas las dimensiones de la empresa.

  • Hacer seguimiento diario al plan de ejecución.

  • Contar con procesos y auditorías de ellos.

  • Pedir apoyo y consejo.

  • Hacer seguimiento periódico a actividades y desviaciones.

  • Tener contabilidad de gestión.

  • Reconocer lo bueno y lo no deseado.

  • Nunca estar solos y tomar decisiones con prisas.


Recordemos cuales son los niveles de consciencia de una empresa, porque aprender es expandir la consciencia de negocio y esta es la base del crecimiento:


Nivel 1- Primitivo: Es el nivel de sobrevivencia, es cuando se nos va el día resolviendo temas operativos del día. Es el nivel de cero consciencia, de aprender y de futuro, porque hay que sacar la tarea.


Nivel 2 – Víctima: Es el mundo de la imaginación y de la mala comunicación. Hay permanente lucha interna, no reconocemos nuestros errores y la responsabilidad es de otros. Aquí tampoco aprendemos ni crecemos. Ausencia de procesos, seguimiento y análisis.


Nivel 3 – Construimos: Es el mundo de la acción responsable, del conocimiento de nosotros mismo, ya empezamos a controlar y construir, hay análisis. Empiezan a escribirse procesos y contratarse gente con experiencia.


Nivel 4 – El negocio fluye: hay ventas sostenidas porque el cliente es activo y leal. Estamos en presencia de la aceptación de hechos, porque se discute en equipo y se mejora sobre ellos. Hay procesos mejorados y análisis de situación. Se sabe lo que no hay que hacer y se repiten las buenas decisiones.


Nivel 5 – Somos equipo: Estamos frente a una consciencia de equipo colectivo, donde todos reman para el mismo lado, hay un líder fuerte, talentoso y experiencia, que sabe llevar a la organización.


El nivel en que se encuentre cada organización depende de la industria, del momento y del líder. Mientras más sepamos donde estamos y para donde vamos, el aprendizaje es más útil y valioso y el crecimiento llega antes.


EL CRECIMIENTO ES INDICADOR DE EXITO









19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo