¿QUÉ ES LA INNOVACIÓN?

¿Cómo desarrollar la mentalidad innovadora?


La Real academia Española define la palabra Innovar como mudar o alterar algo, introduciendo novedades.



Durante los últimos meses, seguramente has escuchado bastante sobre la necesidad de innovar para poder sobrevivir ante los embates de la pandemia y la economía. Pero a veces, creemos que debemos partir de cero para lograr algo. Las empresas buscan la innovación incansablemente y fracasan al no poder concretar resultados, muchas veces, por falta de bases sólidas, pero, sobre todo, de disciplina.


En 1997, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó un documento sobre la innovación, llamado Manual de Oslo, donde establecía que hay 4 categorías de innovación: Producto, Proceso, Comercialización, Organización y más adelante se añadió la innovación en modelo de negocio.


La empresa de consultoría Deloitte, a través de su filial Doblin, habla de 10 tipos diferentes de innovación. Hacia donde quiero llevarte hoy, es a que te apasiones por un tema que tiene múltiples aristas y posibilidades. Un ejemplo, que también es innovación, es trabajar en conjunto con tu competencia para llegar a una meta en común o facilitar las conexiones que hagan los individuos para se sientan parte de un grupo o movimiento, para que te des una idea.


Ahora bien, hablemos de estos 10 tipos, que están agrupados en tres:


Hablando de Configuración, podemos innovar en:

  1. Nuestro modelo de negocio,

  2. Conexiones,

  3. Estructura,

  4. Procesos.

Sobre nuestra oferta trabajamos en:

  1. El desempeño de nuestro producto o servicio,

  2. El sistema alrededor del producto.

Y sobre la experiencia en:

  1. El servicio,

  2. El canal,

  3. La marca,

  4. O el compromiso con el cliente.



Como puedes ver, esto nos lleva a muchísimas posibilidades de innovación. Las innovaciones simples utilizan uno o dos tipos que mencionamos y todas las empresas deben buscarlos continuamente. Es importante mencionar que no mejorar de manera constante los procesos conocidos, es una de las rutas más seguras al fracaso. En los mercados y la competencia de hoy, las innovaciones simples por sí solas nunca son suficientes para el éxito a largo plazo. Pueden construir una ventaja sobre la competencia, pero no crean las empresas, marcas o plataformas que nos emocionan. Seguramente ya conoces muchas empresas innovadoras, por ejemplo, la disciplina a llevado a marcas como Zara al éxito a través de su “fast fashion” o a Nespresso al diferenciarse creando un selecto grupo de consumidores. También hemos visto a Virgin extender su rango de sectores desde bebidas hasta viajes espaciales.


Ahora bien ¿cómo podemos desarrollar una mentalidad de innovación? Aquí van algunas acciones para desarrollar nuestra mentalidad de innovación:


  1. Buscar alternativas fuera de tu alcance normal. Una forma de hacerlo es fomentar las relaciones de tutoría con expertos en otras disciplinas. Puedes también desafiarte a ti mismo para mantenerte al tanto de los avances tecnológicos en industrias relacionadas, buscando un ajuste propio. Siempre practica pensar fuera de la caja.

  2. Desafiar la adicción de "negocios como de costumbre". Déjale claro a tu equipo y a todos los que lo rodean, que el patrón de pensamiento y la cultura "normales" no son aceptables y no serán tolerados, pero recompensa generosamente al equipo por aprender de ideas innovadoras, incluidos los fracasos.

  3. Mantenerse abierto al cambio. Debes verlo como oportunidad de crecimiento y una posibilidad de adelantarte a la competencia. Promueve el cambio en la cultura del equipo y brinda apoyo mediante la contratación inteligente, la asistencia a conferencias de la industria y la capacitación periódica para todos los miembros.

  4. Abrazar la creatividad verdaderamente. La actitud de un innovador es que la creatividad es la solución a los problemas, en lugar de un método científico tradicional. Este argumento es predominante entre muchos de los que han practicado con éxito la innovación. La perspectiva de la innovación como arte en los negocios se deriva, en gran medida, del concepto de pensamiento de diseño (Design Thinking).

  5. Pensar en Grande. Los grupos diversos que combinan habilidades y capacidades pueden lograr grandes ideas mas fácilmente, que los grupos homogéneos que probablemente reproduzcan versiones de ideas similares una y otra vez.

  6. Tener coraje. La innovación no sucede a menos que las organizaciones y los innovadores dentro de ellas, tengan el coraje de repensar constantemente cómo se pueden hacer las cosas. Se necesita coraje para desafiar estrategias comprobadas y productos y servicios exitosos, antes de que decaigan. Se necesita coraje para ser vulnerable en lugar de ir a lo seguro, de acuerdo con la práctica comercial establecida.

  7. Pensar y actuar rápido. La innovación dentro de una organización debe ser un proceso rápido para mantenerse al día con el cambio que se está produciendo fuera de la organización. En este contexto, también es fundamental adherirse a la noción de "fallar rápido", ya que las nuevas ideas y conceptos deben probarse rápidamente y cerrarse con la misma rapidez si no funcionan.

  8. Desarrollar alianzas estratégicas con actores clave de la industria. Esto permitirá aprovechar fortalezas complementarias y nuevas formas de pensar. También obligará a buscar formas innovadoras de combinar nuevos conjuntos de clientes, recursos y formas de utilizar los activos existentes para hacer crecer tu negocio, tanto dentro como fuera de tu industria.

  9. Iniciar un programa regular de experimentos con clientes. Siempre es bueno preguntar a los clientes qué quieren, pero es mejor darles algo nuevo para evaluar antes de implementarlo a lo grande. Establece objetivos, como la planificación de un nuevo experimento cada mes, y luego mide cada uno para determinar la aceptación y el impacto de retorno.

  10. Invertir en Tecnología y Personal Calificado. Con un buen software y servicios de TI, es posible delinear mejor la estrategia de innovación, brindar información y juegos de herramientas para el personal, mejorar la comunicación y la colaboración (interna y externa), y más. De la misma manera, la contratación de profesionales cualificados y el pensamiento impulsado por la innovación, facilita la generación de la mentalidad corporativa de innovación.


Las personas con una mentalidad innovadora tienen visión de futuro, son creativas y están abiertas a probar, cometer errores y volver a intentarlo; son colaborativos y amantes del progreso, no aman el pasado, saben que lo nuevo siempre está por llegar.


La Innovación ha tomado una relevancia mundial en las empresas que buscan entender y cumplir con las necesidades de crecimiento. ¿Te interesa conocer mas de innovación? Es tiempo de que conversemos.


En BTC apoyamos a definir el consejo consultivo que necesitas y convertir esta práctica en un método de trabajo sencillo, ágil, poderoso y permanente. Contáctanos pronto para que te ayudemos a definir un rumbo claro y a hacer que las cosas sucedan. ¿Cuándo podemos empezar a trabajar de esta manera con tu empresa?


Escrito por Pablo A. Torres en colaboración con BTC – Consejos Consultivos Empresariales.

Para mayor información www.expertbtc.com o expertos@expertbtc.com.



Con información de Doblin, Martin Zwilling, Start up Pro, Mikael Eriksson, MJV, Accept Mission


70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo