La administración del cambio debe elevarse a ser una capacidad organizacional

Esto hace toda la diferencia


El cambio es algo permanente, cada vez más rápido y exponencial, es algo que no podemos controlar y nos llega de diversas fuentes: macroeconomía, regulaciones, cambio en el entorno competitivo, nuevas tecnologías, etc. Pero lo que sí podemos hacer es preparar a la organización, a los lideres y a los colaboradores para responder adecuadamente.


La administración del cambio (Change Management en inglés) ha sido considerada como una habilidad que deben tener las organizaciones instaladas en las personas responsables del manejo de proyectos, de tal manera que, si una función o la empresa en su conjunto requieren implementar algún cambio de tecnología, procesos, organización, se asignan recursos. Así funcionaba cuando el cambio era gradual y planeado.


En estos tiempos debemos asegurar que todos los líderes de la organización sean expertos en la administración del cambio como parte de sus capacidades de liderazgo, ya que esto tiene que ver mayormente con el convencimiento de los colaboradores y la alineación de voluntades. Un adecuado manejo del cambio maximiza el desempeño de los colaboradores en cada una de las etapas del proyecto en cuestión.



Existen diversas metodologías de administración del cambio, pero hay algunos elementos que todas de una u otra manera contemplan:

  1. Desarrollar una visión del cambio que genere entusiasmo y sentido de urgencia.

  2. Definir al equipo de liderazgo, con los mejores talentos, que será el responsable de la ejecución del proyecto.

  3. Comunicar, comunicar, comunicar.

  4. Movilizar a los colaboradores generando agentes de cambio en todos los niveles de la organización.

  5. Lograr victorias de corto plazo que generen el hambre por lograr victorias más grandes.

  6. Lograr que el cambio permanezca en la gestión a lo largo del tiempo y en la cultura de la empresa.

La administración del cambio implica la aplicación de un proceso estructurado y la implementación de una serie de herramientas para lograr que las personas modifiquen la manera en la que realizan sus actividades.


Algunas historias de como una buena estrategia de administración del cambio impacto positivamente al negocio son por ejemplo: Netflix con su transición tecnológica de DVD’s a “streaming”; General Electric con su expansión de 12 a 280 billones de dólares trabajando en temas “de la gente”; Lego que estaba a punto de la bancarrota y hoy es una de las marcas mas poderosas en el mundo, por su expansión a otras categorías y Domino’s pizza con su transición de tiendas físicas a una oferta en-línea. (4 Real-Life Examples of Successful Change Management in Business by Hayley Hesseln).


De la misma manera hay ejemplos de empresas que por una estrategia de manejo del cambio mal planeada o ejecutada puso en riesgo la viabilidad del negocio llevándola en algunos casos a la quiebra: Borders y su alianza con Amazon que acabó por sacarla del mercado librerías y llevarla a la bancarrota; ConverKit en la implementación de su nueva imagen cuidando únicamente el tema de negocio y no considerando el impacto en los colaboradores. Kodak que ignoró la relevancia de evolucionar de equipo y suplementos físicos a digitales; Tarsus en su implementación de robots (RPA`s) para la ejecución de transacciones con una estrategia de comunicación errónea y a destiempo y Wistia en donde la visión de los líderes alejada de los valores de la empresa impactó negativamente la satisfacción de sus colaboradores llevándola a tener que adquirir deuda para sobrevivir. (5 Change Management Strategy Failures to Learn from by Disha Gupta).


El cambio tiene todo que ver con las personas, sus creencias y sus sentimientos, típicamente ante una iniciativa de cambio 20% de los colaboradores estarán a favor, 20% en contra y habrá que trabajar con el 60% restante.


La administración y el adecuado manejo del cambio va más allá de una actividad administrativa a un tema estratégico cuya metodología debe ser entendida y ejecutada con consistencia por todos los líderes de la organización y debe, sin dudas, elevarse a nivel de una capacidad organizacional.



En BTC contamos con Expertos que pueden apoyarlos en estos temas y proveer una guía para saber cómo empezar. Solo basta con tomar la decisión. No es misión imposible, solo requiere la voluntad y el compromiso para lograrlo. También apoyamos a definir el Consejo Consultivo que se necesita y convertir esta práctica en un método de trabajo sencillo, ágil, poderoso y permanente. Contáctanos pronto para que te ayudemos a definir un rumbo claro y a hacer que las cosas sucedan.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo