top of page

5 claves de un Plan de Creación de Valor



Antes que todo ¿qué se entiende por Plan de Creación de Valor (PCV)?, que no sea teoría ni ideas abstractas, más bien que sean útiles y prácticas de aplicar en la empresa.


Un PCV tiene dos componentes y una meta. La meta es el potencial financiero que toda empresa posee y se construye en base a impulsores relevantes característicos del negocio, veámoslo como la esencia por alcanzar. El primer componente del PCV son las personas que ejecutan un plan. Para una buena ejecución todos deben tener una lista de iniciativas y proyectos que apunten a gestionar los impulsores o variables clave, son conocidas por la gerencia de la empresa y perseguidas incansablemente por la dirección, están alineadas y enfocadas a la estrategia. El segundo componente es la información confiable. Que la información trabaje para el director y no al revés. Todo plan debe ser gestionado a través de la medición consistente en el tiempo de las variables y métricas relevantes y su respectivo control. En resumen y para mejor entendimiento, los componentes del PCV de toda empresa son las personas y la información, cuando ambos se entienden y encuentran, comienza el flujo positivo del desarrollo.


La creación de valor es esencial para el éxito y la sostenibilidad de cualquier negocio. En un entorno empresarial altamente competitivo, es fundamental desarrollar un plan de negocios para generar valor adicional para los clientes, los accionistas y grupos de interés.


¿Cuáles son estas 5 claves para desarrollar un PCV? que impulse positivamente el crecimiento y la rentabilidad de la organización.


Liderazgo


En cualquier emprendimiento se requiere de una persona que tenga claro todo lo que se necesita para sacar adelante el proyecto, que sea capaz de alinear a todas las personas involucradas responsables de tareas y objetivos, con la claridad suficiente para medir y evaluar avances. Incansable y persistente, etc. ¿Para que seguir describiendo al líder? Todos saben como es porque los que están leyendo este artículo ya lo son. A lo mejor se les olvida por momentos ser humildes, enfocados, pero por sobre todo, se les olvida preguntar y más, escuchar a los que saben y tienen experiencia, porque piensan que nadie sabe más y les cuesta reconocer que no saben todo. Cuando se sienten todólogos es porque les falta algo.


Organización


Siguiendo la idea, nadie es todólogo y uno de los componentes mencionados son las personas adecuadas. La participación de un equipo involucrado desde el inicio ayuda a construir las bases sólidas para el futuro. Es necesario establecer responsabilidades, objetivos y metas claras a cada integrante para impulsar la creación de valor combinada. La organización es valiosa desde la perspectiva de combinar experiencia como instrumento de construcción colectivo y esto es uno de los mayores desafíos de las empresas. Dentro de esta definición se encuentran los consejos consultivos. Para mayor información de los beneficios que estos equipos tienen, vea www.expertbtc.com.



Propuesta de valor – mirando hacia afuera


La propuesta de valor es lo que distingue a una empresa de sus competidores y proporciona beneficios tangibles e intangibles a sus clientes. Es esencial desarrollar una propuesta de valor única y convincente que aborde las necesidades y deseos de los clientes de manera superior. Un aspecto clave de este elemento es no asumir ni suponer, mejor preguntar e investigar y más, escuchar. La propuesta de valor se va construyendo con la experiencia colectiva. La sugerencia es ponerse en modo creador y fundamental construir relaciones sólidas y duraderas con los clientes.


Plan de mejora continua – mirando hacia adentro


La eficiencia operativa y la optimización de procesos internos son fundamentales para la creación de valor. Identificar y eliminar ineficiencias y asperezas, automatizar tareas repetitivas, mejorar la gestión de la cadena de suministro y fomentar la colaboración y el trabajo en equipo pueden generar ahorros de costos y mejorar la calidad de los productos o servicios. Estos ahorros pueden ser reinvertidos en actividades de creación de valor adicionales.


Información


Finalmente y no menos importante, la creación de valor debe ser medible y cuantificable. Es importante establecer métricas claras y sistemas de seguimiento para evaluar el éxito y el impacto de las iniciativas de creación de valor. El análisis de datos relevantes y los informes periódicos proporcionarán información valiosa sobre el rendimiento y avance de la estrategia, esto permite tomar decisiones y realizar ajustes y mejoras sobre la marcha del negocio. Cada área y su responsable, empezando por el líder debe tener responsabilidades y sobre ellas, 6 o7 objetivos a perseguir cada período y medirlas confiable y consistentemente. La información de una empresa no solo es la contable, no es justo darle esa responsabilidad solo a un área, en esta labor es de todos.




Estos cinco elementos proporcionan una base sólida para desarrollar un PCV efectivo y ayudar a la empresa a mantenerse competitiva y centrada en el éxito a largo plazo.


Un consejo consultivo ayuda al dueño/fundador de una empresa, que creció con base del producto y empeño de una persona, se vuelva una empresa sostenible en el tiempo.


En BTC apoyamos a definir el consejo consultivo que necesitas y convertir esta práctica en un método de trabajo sencillo, ágil, poderoso y permanente. Contáctanos pronto para que te ayudemos a definir un rumbo claro y a hacer que las cosas sucedan. ¿Cuándo podemos empezar a trabajar de esta manera con tu empresa?


Escrito por Jaime Poblete Stambuk en colaboración con BTC – Consejos Consultivos Empresariales. Para mayor información www.expertbtc.com o expertos@expertbtc.com.


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page